Desabollado sin pintura

Con el sistema de varillas se pueden eliminar pequeños y medianos bollos en las diferentes partes de la carrocería del coche.

 

Se reparan la gran mayoria de abolladuras

Bollos producidos principalmente por portazos en laterales, golpes con objetos, balonazos, etc.

No se daña la pintura siempre que esté intacta y a ser posible pintura original.

La reparación consiste en eliminar de forma progresiva la abolladura desde el interior del panel mediante sistema de varillas, para así ir desabollando con cuidado el daño. Una vez finado se pule levemente la zona para eliminar la marca del impacto.

Con este método evitamos la necesidad de repintar un panel con pintura original, además de evitar el uso de masilla y pinturas de calidad inferior a original.

 

Abrir chat
Escríbeme por WhatsApp si tienes dudas